Primavera


La primavera es la época preferida para los insectos de las plantas. Vigila las hormigas, no solo echan a perder alimentos almacenados en casa, sino que también se asocian con los pulgones para atacar a tus plantas favoritas. No olvides alimentar a tus plantas en cada riego con Vitagro y si caen enfermas, trátalas con los fungicidas Bayer Garden.

Tus plantas en primavera

Los primeros días de la primavera te avisan de que tu jardín está preparado, esperando a que te pongas los guantes y le saques de su letargo invernal. ¿A qué estás esperando?

+ info

Hay una gran variedad de plantas, ya sean comestibles o decorativas, que puede cultivarse en el balcón, en jardineras o en cestas colgantes. Tan solo tienes que escoger las macetas y plantas adecuadas y seguir unas sencillas normas para plantarlas y cuidarlas.

+ info

La aparición de malas hierbas trae consigo consecuencias negativas, como la disminución del rendimiento en el caso de los cultivos o el deterioro de las estructuras agrarias (como canalizaciones de agua o en los procesos de cosechado y comercialización). En el caso de jardines o huertos pequeños caseros provocan que se afee el jardín y que priven al pequeño agricultor de su cosecha. Además, son refugio de plagas y de enfermedades y pueden conseguir ahogar al resto de plantas. En muchos casos, por sus peculiaridades, generan alergias, pinchan o dañan al contacto con la piel.

+ info

Tu hogar en primavera

Imagínate la escena. Se ha puesto el sol. Hace una noche de verano preciosa y el único sonido que se escucha mientras preparas una barbacoa en la terraza, iluminada con velas, es el canto de los grillos y la conversación de tus invitados.

+ info

Lo sabemos. Son pequeñas pero incómodas. Y sobre todo… ¡son tantas! Si algo caracteriza a las hormigas, es que nunca ves una sola. Les gusta el dulce, el salado… Y siempre vuelven a casa en primavera. Prepárate.

+ info

La mayoría de nosotros relaciona el verano con las vacaciones; las hormigas obreras, no.

+ info

Con la llegada del calor aparece el mosquito tigre, que puede arruinar cualquier jornada jardinera si su ataque no se ataja a tiempo. Y es que esta especie migratoria del sudeste de Asia produce molestísimas picaduras durante el día, justo al contrario que las especies autóctonas.

+ info